«¿Qué tal el aperitivo?»: la campaña viral de Italia para que todos se queden en casa por el coronavirus

Italia sigue sumergida en una crisis sanitaria que parece no tener fin. Las cifras de ayer agravaron la dramática situación de un país paralizado por el coronavirus. Hay más de 15.000 infectados y el número de muertos supera los 1.000. Entre el miércoles y el jueves se registraron 189 nuevos fallecidos, un crecimiento del 23% respecto al día anterior. Su tasa de letalidad general es la más alta del mundo: 6,7%.

Las medidas del gobierno han sido dramáticas. Primero cerró las principales regiones del norte, aislando a más de 16 millones de personas, y a principios de esta semana decidió clausurar el país. Los italianos no deben salir de sus casas más que para necesidades absolutamente imprescindibles, como acudir al puesto de trabajo o al supermercado. Cualquier otra actividad ha sido cancelada. Todas las tiendas han cerrado.