Quedan meses para encontrar una vacuna contra el coronavirus, hasta entonces hay que separar la ciencia de la propaganda

Es posible que en las últimas horas hayáis leído las «noticias» que llegan de Extremo Oriente: cosas como que «China asegura que ha desarrollado con éxito una vacuna contra el coronavirus» o «China dice haber desarrollado «con éxito» una vacuna contra el coronavirus». En plena cuarentena y mientras el número de contagios y fallecidos no deja de subir, hacen falta buenas noticias. Lamentablemente, es demasiado bueno para ser cierto.

No, China no ha desarrollado con éxito una vacuna contra el coronavirus. China va a comenzar la Fase I de las pruebas en humanos de una vacuna. Esa fase durará hasta final de año y nos dirá si es segura. Luego quedan tres fases más para confirmar su eficacia, que son mejores que las alternativas y que no provocan efectos secundarios. Evidentemente, es muy posible que en circunstancias como las actuales se fuercen al máximo los tiempos, pero es prácticamente imposible que haya una vacuna útil y segura antes del año que viene en China.


Ni China, ni Estados Unidos, en realidad. Porque el anuncio de China, emitido este martes a última hora, viene justo después de que Estados Unidos anunciara el domingo que estaba listo para iniciar los ensayos clínicos de su propia vacuna contra el coronavirus. Actualmente hay más de 30 empresas, centros de investigación y universidades trabajando a contrarreloj para desarrollar una vacuna y todos saben que quedan muchos meses antes de llegar al final de camino. Entonces, ¿qué está pasando?