Quiénes son los zoomers y por qué le causan tantos dolores de cabeza a Trump

El mitin con el que Donald Trump retomó en Tulsa (Oklahoma) los actos de campaña para las elecciones de noviembre no salió como esperaba el presidente.

Tras anunciar en Twitter que habían recibido hasta un millón de solicitudes de entradas incluso prepararon un escenario en las afueras del recinto para dirigirse a lo que esperaba iba a ser un mar de gente.

Pero el presidente habló ante unas 6.200 personas. Su campaña lo atribuyó a la amenaza de los que protestan contra los abusos policiales contra los negros y a las «fake news».