Riesgo-país en Brasil subió 50% y se acerca al argentino

Los bonos brasileños ya venían afectados en los últimos meses por el aumento del déficit fiscal, la debilidad de la economía y en particular por los escándalos de corrupción relacionados con Petrobras. Pero esta tendencia se aceleró en las últimas jornadas, tras la decisión de Standard and Poor´s de sacarle a la deuda brasileña la categoría de «investment grade». Como resultado, el riesgo-país subió hasta los 390 puntos básicos, lo que representa un incremento de nada menos que del 50% en lo que va del año.

El riesgo brasileño, es decir la diferencia entre el rendimiento de sus títulos en comparación con los bonos del Tesoro americano, había finalizado en 2014 en 260 puntos básicos (un 2,60% anual de distancia), pero a medida que fue transcurriendo 2015 esta diferencia se fue agrandando hasta llegar a 390 puntos. El contraste con el riesgo-país argentino es significativo: a pesar del default técnico, cayó un 26%, hasta los 531 puntos.

Se trata de la menor distancia entre lo que rinden los bonos argentinos en relación con los brasileños desde 2007. Aquel año arrancaron prácticamente desde un nivel idéntico, pero la manipulación del INDEC generó una ola de desconfianza entre los inversores, que afectaron sustancialmente la cotización de los títulos. Eso generó que el riesgo argentino llegara a triplicar el rendimiento en relación con el de Brasil.