Roberto Gargarella. «Este gobierno busca poner fin a los juicios de la corrupción»

Roberto Gargarella camina por los largos pasillos de la Universidad Torcuato Di Tella en búsca de un lugar tranquilo para la conversación. Está en vísperas de un viaje que incluye, si el alerta del coronavirus no altera los planes, una larga estadía en el exterior; una rutina habitual para este abogado, sociólogo y jurista con innumerables reconocimientos académicos y especialización en derechos humanos, derecho constitucional y filosofía política.

La excusa del encuentro será analizar el ecosistema judicial, la relación entre la Justicia y el Gobierno y las reformas anunciadas por Alberto Fernández en la apertura de la Asamblea Legislativa. No oculta su inquietud. A pesar de la improvisación que dice advertir en el Gobierno, observa con «enorme preocupación» la intención de dar por terminado el «ruido de la gran corrupción que marcó la etapa pasada» y las medidas de la clase dirigente tendientes a «autosalvarse» para quedar protegida de «la solidaridad» que se solicita a otros. «Necesitamos urgentemente reparar este barco que se está hundiendo con nosotros encima, donde el riesgo es que la mayoría se quede sin botes», dice alarmado.