¿Solo vivos y bobos? Causas de la inflación en los alimentos que irrita a Fernández

Entre su discurso de apertura de sesiones del Congreso del domingo y su aparición del miércoles ante el círculo rojo empresarial en el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICYP), el presidente Alberto Fernández puso en el foco el problema de la persistencia de la inflación de los alimentos. El fenómeno resulta doblemente pernicioso: por un lado, afecta a los sectores más vulnerables, a los que el Gobierno pretende rescatar de la indigencia a través de una activa política social que demanda un esfuerzo fiscal considerable, y por el otro influye para que el índice general de precios, un orientador clave de las expectativas, no baje en la medida de lo deseado. Más allá de lo que mencionó como los reflejos de empresarios “picaros” y “ambiciosos”, a quienes les prometió ser “inflexible”, ¿qué causas económicas motivan esa tendencia y, más importante, qué cabe esperar a futuro?