Telecom y Cablevisión deberán desprenderse de espectro para fusionarse

La empresa resultante de la fusión entre Telecom Argentina y Cablevisión deberá desprenderse de parte de su espectro radioeléctrico si quiere que las autoridades aprueben la operación, ya que superaría el límite normativo, dijo el viernes a Reuters una fuente del ente regulador ENaCom.

Las firmas anunciaron el viernes pasado un acuerdo que les permitirá integrar sus negocios de telefonía fija y móvil, internet y televisión paga por cable, creando una nueva compañía que será una de las mayores del mercado bursátil local con un valor estimado cercano a los 11,000 millones de dólares.

«Hay un exceso del cap (máximo) de megas que tiene cada uno, hay un tope de megas que son 140 Megahertz que puede tener cualquier compañía. En el solo hecho de fusionarse ya se excede, con lo cual esa es una primera dificultad», dijo la fuente del Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom), que pidió no ser identificada.

El Ministerio de Comunicaciones planea aumentar a un rango de entre 160 y 180 Megahertz el máximo permitido por prestador, pero la nueva empresa alcanzaría los 220 Megahertz, por lo que igualmente deberá devolver el excedente, explicó la fuente.