Trump en el búnker: la «falta de liderazgo» presidencial en «la peor crisis en EE.UU. en un siglo» por la muerte de George Floyd y el coronavirus

Donald Trump alzó la Biblia con su mano derecha y habló en tono solemne. «Tenemos un gran país, el mejor país del mundo», dijo el presidente de Estados Unidos. «Y vamos a hacerlo aún mejor».

Pero las imágenes a su alrededor correspondían con las de un país fracturado y en llamas, absorbido por una espiral de crisis gigantescas y sin un líder capaz de aunar fuerzas.

La misma iglesia de St. John donde Trump pronunció esas palabras el lunes -conocida como «la iglesia de los presidentes» porque fue visitada por todos los mandatarios de EE.UU. desde James Madison, hace más de dos siglos- había sido incendiada parcialmente el día previo durante protestas contra el racismo.