Un documento oculto durante casi 80 años revela la ruta del dinero nazi desde Argentina

Fue un hallazgo fortuito. Revolviendo papeles en el sótano de un viejo edificio en Buenos Aires, un investigador descubrió un documento con los nombres de 12.000 simpatizantes locales del nazismo. En el encabezado del documento decía “Congreso de la Nación Argentina”. Sin esperarlo, Pedro Filipuzzi se había topado con una investigación oficial sobre las transferencias que simpatizantes nazis radicados en Argentina realizaron a bancos suizos durante la primera etapa del Tercer Reich. El Centro Simon Wiesenthal recibió el documento de manos de Filipuzzi y reclamó al banco Credit Suisse que abra los archivos de esas cuentas, que están “latentes” desde el final de la Segunda Guerra Mundial. “Creemos que llevan dinero saqueado de las víctimas judías”, ha dicho el centro en un comunicado.

El listado, realizado entre 1941 y 1943 por una comisión especial ordenada por el presidente antinazi Roberto Ortiz, se creía perdido para siempre. En 1944, el Gobierno del dictador germanófilo Edelmiro Farrel ordenó cerrar la comisión y quemar el documento con los 12.000 nombres. Pero no sabía que una copia estaba oculta en los sótanos de un antiguo banco alemán. Casi 80 años después, el hallazgo de aquel listado permitió al Centro Simon Wiesenthal reconstruir la ruta del dinero nazi en el país sudamericano.