jueves 30 de junio de 2022
Cursos de periodismo

10 días en un basural: cómo es vivir comiendo de las sobras, sin baño y expuesto a enfermedades

Visto desde arriba, el basural de Concordia parece un desierto apocalíptico. Una desolada llanura seguida por una sucesión de pequeños y a veces grandes montículos de residuos multicolores que vistos juntos dan un color uniforme. En ese lugar se tiran todos los desperdicios de la ciudad. Pero no son solo cosas. En el basural, la sociedad también descarta gente.

Son los pobres y los indigentes de los que de vez en cuando habla el INDEC. Después de la pandemia mucha gente quedó sin trabajo y se volcó al basural para no morir de hambre. De 7 de la mañana a las 5 de la tarde este lugar de trabajo de cientos de personas. Es un mar de basura podrida, vidrios rotos y sustancias peligrosas. De hongos, virus y bacterias. Los trabajadores entran aquí sin protección, con las zapatillas rotas, la mayoría sin siquiera guantes.

Para entender la magnitud de esta injusticia hay que multiplicar lo que pasa en este lugar por 5000. Porque ese es el número de basurales a cielo abierto que hay en todo el país. En esos lugares los argentinos tiramos 1 kilo y medio de basura por día y por persona. Lo que hace un total de 45.000 toneladas en todo el país. Son datos que deberían hacernos replantear algunas cosas.

tn.com.ar  (tn.com.ar)