domingo 28 de noviembre de 2021
Cursos de periodismo

#15N Dos carnicerías

Las elecciones generales del 14 de noviembre pondrán en claro la correlación de fuerzas entre el Gobierno y la oposición de cara a los dos años que faltan para que termine el mandato de Alberto Fernández. El Frente de Todos necesita recortar la diferencia que lo separó de Juntos por el Cambio en las primarias, en especial en la provincia de Buenos Aires, donde cuenta todavía con su principal base de adhesiones. La oposición apuesta a ratificar la supremacía que recuperó en apenas dos años y se ilusiona con volver a gobernar una Argentina que asoma como un campo minado. Pero, detrás de la polarización que organiza la escena y la ordena en relación al eje peronismo-antiperonismo, se abre el escenario del 15 de noviembre, con la pelea interna por los liderazgos dentro de las dos grandes coaliciones partidarias.

Salvo que las generales resulten en una sorprendente victoria del oficialismo, el día después presentará para el Gobierno los mayores desafíos. Si después de la catástrofe de las PASO, que pocos en el peronismo habían contemplado, se desató una crisis interna en lo más alto, la atención estará puesta en cómo asimila el Frente de Todos los números del escrutinio provisorio. En eso trabaja el jefe de Gabinete, Juan Manzur, que apuró en las últimas semanas la consulta con los distintos sectores del peronismo para acordar un operativo de reducción de daños que sostenga la unidad.

letrap.com.ar  (www.letrap.com.ar)