18 poemas de la dictadura argentina buscan a su autor

En plena dictadura argentina, la profesora de Literatura Hebe Mabel Garro salió de una cárcel patagónica con un cuaderno escondido en el bolso. Se lo habían entregado los presos políticos del penal de Rawson a los que examinaba. En su interior, había 18 poemas escritos por ellos, todos sin firma. Garro conservó el cuaderno en su casa sin saber cómo divulgar su contenido. Ahora, con la colaboración de organismos de Derechos Humanos, se ha lanzado a la búsqueda de los autores, anónimos durante 34 años. Cosecha Roja, la red latinoamericana de periodismo judicial, publica por primera vez el Cuaderno de Rawson íntegro y llama a los eventuales autores a identificarse.

«En la cárcel estudiaban Secundaria por libre y cuando estaban preparados pedían mesa de examen. Una de las veces que fuimos, uno de los presos políticos que había rendido examen me llama a un costadito y me entrega un cuaderno de 50 hojas», rememora Garro por teléfono desde Trelew, unos 1.300 kilómetros al sur de Buenos Aires. «Me dice que está escrito por él y por todos su compañeros. Yo sabía que no podía entrar ni sacar nada de la cárcel, pero el corazón es más fuerte que la cabeza y me conmovió ese gesto de gratitud y confianza. Lo metí en el portafolio entre mis cosas y me fui. Justo ese día no nos revisaron al salir», relata.