15.6 C
Buenos Aires
lunes 14 de junio de 2021
Cursos de periodismo

1989: nuestro annus horribilis

1989 fue para algunos el Annus mirabilis en el que comenzó a acabarse la guerra fría y con ella el corto siglo XX de acuerdo con la cronología del historiador Eric Hobsbawn. Pero los “vientos de cambio” (de los que la banda alemana Scorpions haría un hit global al año siguiente) ya habían soplando en Argentina desde algunos meses antes; los había invocado, junto al espíritu del Tigre de los llanos, un gobernador riojano al que todos los pibes conocían tan siquiera porque sus patillas y sus erres como yes eran parte de la galería del exitoso imitador Mario Sapag. Hoy recodar los años de Carlos Menem es rememorar la década de 1990, el consumo en los shoppings y el desempleo voraz, las privatizaciones escandalosas y la modernización acelerada, los indultos a los militares presos por terrorismo de Estado y el final de la colimba, el desparpajo de la pizza con champagne y la miseria que se expandía como gangrena. Esa “cirugía mayor sin anestesia” que supo ser refrendada en las urnas una y otra vez.

Pero antes de todo eso, hubo un momento de estupefacción. Todo fue muy rápido. Incluso antes de que se disolviera la Unión Soviética y que el plan de convertibilidad domase a la inflación, los cambios parecieron adquirir la velocidad de una Ferrari con destino a Pinamar. En unos meses, los argentinos vivimos muchas vidas, nos convulsionamos y nos desgarramos.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)