22 años para identificar al muerto 85 del atentado a la AMIA

    El cuerpo del misterioso muerto número 85 en el atentado de la AMIA fue identificado ayer por los fiscales que integran la Unidad AMIA y que sucedieron al fallecido fiscal Alberto Nisman. La víctima número 85 se llama Augusto Daniel Jesus, un joven argentino de 20 años que aquel 18 de julio de 1994 concurrió a la AMIA junto a su madre para hacer un curso de cuidado de enfermos. La madre, María Lourdes Jesús, figuró desde el primer día en la lista oficial de víctimas del atentado y durante 22 años no se pudo identificar que era su hijo el cuerpo que enterró en un osario común en el cementerio de la Chacarita. Página/12 reavivó el caso en 2013 señalando las insólitas incongruencias de la investigación sobre la víctima número 85, que según el fiscal Nisman era “seguramente un obrero boliviano”. La identificación de ayer muestra, una vez más, los graves vacíos de la investigación de Nisman y por qué los familiares de las víctimas agrupadas en Memoria Activa venían exigiendo la destitución del fallecido fiscal. Ayer, Memoria Activa usó las palabras “mentira, nunca les importó la verdad, vergüenza” al referirse al hallazgo que se demoró 22 años.