3 indicadores que contradicen las predicciones de que la economía de EE.UU. se encamina a una recesión

Todo lo que sube tiene que bajar. Es una inexorable ley de la física que ahora muchos se preguntan si también se aplicará a la economía de Estados Unidos.

Mientras el crecimiento mundial se ralentiza y las bolsas de valores de referencia caen ante el temor por los efectos de la guerra comercial entre Washington y Pekín, crece también la duda de hasta cuándo durará la expansión económica estadounidense, la más larga de su historia tras sumar 120 meses de crecimiento.


Las perspectivas globales no son positivas. Dondequiera que miren los economistas encuentran nubes en el horizonte.