5 factores que influyen en la calidad de nuestro sueño (o por qué los holandeses duermen más que los japoneses)

Caer rendido en los brazos de Morfeo no es tarea fácil para todo el mundo.

Hay quienes se pasan la noche dando vueltas en el colchón, tratando de conciliar el sueño, mientras otros logran dormirse a los pocos segundos de dejarse caer en la cama.


Algunos culpan al estrés, a la calidad de la almohada o incluso a la alimentación.

Pero lo cierto es que hay factores que no dependen directamente de nosotros.

Un equipo de científicos la Universidad de Michigan (EE.UU.) acaba de demostrarlo, gracias a una aplicación que les permitió medir patrones de sueño, analizando datos a nivel global y utilizando modelos matemáticos y estadísticas.

El estudio, publicado en la revista especializada Science Advances, pone de manifiesto una serie de condicionantes que, según los investigadores, podrían ser clave para combatir la «crisis mundial de sueño» que estamos atravesando.