5 ideas para democratizar el sistema de inteligencia nacional

El discurso del nuevo presidente en la ceremonia de asunción puede ser tomado como un adelanto de su programa de gobierno, o al menos como una “carta de intenciones”. Y a juzgar por esta pieza oratoria que primero fue escrita y luego leída, el tono que Alberto Fernández pretende imprimirle a su gestión es de un considerable sentido democratizador.

En este marco el pasaje más audaz de la intervención quizás haya sido el referido a eso que el propio presidente llamó, con elocuencia, “los sótanos de la democracia”. Y lo hizo con palabras cargadas de historia:


“Por eso hoy vengo a manifestar frente a esta Asamblea y frente a todo el Pueblo Argentino, un contundente Nunca Más. Nunca Más a una justicia contaminada por servicios de inteligencia, “operadores judiciales”, procedimientos oscuros y linchamientos mediáticos. Nunca más a una justicia que decide y persigue según los vientos políticos del poder de turno. Nunca más a una justicia que es utilizada para saldar discusiones políticas, ni a una política que judicializa los disensos para eliminar al adversario de turno”.