5 palabras clave para entender la caótica política argentina

Todo está bien para el extranjero en la cafetería de Buenos Aires, acompañado de un cortado y una media luna, hasta que abre la sección política del periódico.

Ahí empieza un frustrante ejercicio de comprensión de lectura que no se resuelve con el traductor de Google ni con años de residencia en el país.


La política es compleja en todas partes, por supuesto. Pero en Argentina hay que ir más allá de los nombres clave y la comprensión del sistema político.

Quizá sea por una cultura de hermetismo, opacidad e informalidad en la divulgación de información oficial; o porque la historia política del país está llena de conspiraciones y casos judiciales irresueltos; o tal vez sea porque este es el país del lunfardo, de los juegos de palabras, de una cultura hecha por inmigrantes con un excéntrico léxico que parece dialecto.