7 consecuencias negativas que el Brexit ya está teniendo en el Reino Unido

2016 está siendo un año tan ajetreado que el Brexit, la decisión de los votantes del Reino Unido de abandonar la Unión Europea, parece un vago y difuso acontecimiento del pasado. Pero sucedió, y las consecuencias en la economía y en las vidas de los británicos se han ido amontonando poco a poco. Todo ello pese a que oficialmente el gobierno británico, ahora comandado por Theresa May, aún no ha activado el artículo 50 del Tratado de Lisboa. Lo hará en la primavera del año que viene, según lo anunciado.

Pese a ello, la salida de la Unión Europea formalizada en el referéndum sí ha supuesto un terremoto tanto económico como político en las islas. Desde la carencia de productos muy queridos y básicos en la rica dieta de los ingleses hasta amenazas veladas, una vez más, de Escocia de marcharse de la unión dado lo adverso de los resultados de la votación, Reino Unido puede rastrear, en apenas un puñado de meses, las cicatrices que el Brexit tiene en el país. Y las que, en caso de activarse la cláusula, tendrán en el futuro.