19.8 C
Buenos Aires
domingo 26 de septiembre de 2021
Cursos de periodismo

A 20 años del 11-S, el atentado que borró las fronteras del terror

Los atentados del 11 de septiembre del 2001 terminaron de configurar un cambio de régimen recién ocho años más tarde. Fue el 16 de abril de 2009, de forma mucho menos espectacular que la de los aviones estrellados contra las Torres Gemelas y el Pentágono, cuando el presidente Barack Obama anunció que no impulsaría el juicio a los responsables de la represión ilegal en la lucha contra el terrorismo desatada durante la gestión de su predecesor, George W. Bush, dejando en los hechos a la tortura y al despliegue de la red global de campos de concentración más grande de la historia no como un crimen, sino como un recurso más de la política pública. “Este es un tiempo de reflexión, no de venganza”, dijo, enfatizando que en un tiempo de “grandes desafíos y de una desunión perturbadora, no ganaremos nada en gastar tiempo y energía en culpar a otros por el pasado».

La amnistía de hecho no dejó atrás la desunión perturbadora, que en cambio entraría en un espiral delirante y sin límite -como la guerra contra el terrorismo que Obama acababa de condonar- organizada contra él mismo, su persona, su raza, su gobierno, la vida en comunidad por sobre los derechos individuales o los fantasmas que todo eso avivaba y que seguían vitales hasta enero de este año, cuando grupos de ultraderecha atacaron el congreso norteamericano: al menos una decena de los acusados por los ataques son Marines que participaron en las guerras desatadas tras la mañana del 11 de septiembre. Todo vuelve, pero esta vez, la guerra contra el terror -colérica y desprovista de las primaveras redentoras fundadas en la visual de la liberación de Europa durante la Segunda Guerra Mundial- volvía a casa como una estación final.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)