A la «leche sin lactosa» no le quitan la lactosa: es hora de aceptar la realidad de que la historia es un poco más compleja

Hace unos días, Facebook me enseñó una publicación sugerida. Era de una marca de productos lácteos sin lactosa y en el primer comentario un usuario amenazaba con denunciarlos. Había leído los ingredientes de uno de sus productos y había visto que llevaba leche ¡con lactosa!

Mañanas ligeras. Digestiones fáciles. Todo hace pensar que, impulsada por una publicidad muy agresiva que quiere ampliar su público natural, la leche sin lactosa ha llegado para quedarse. Sin embargo, como os contaba, los productos lácteos sin lactosa siguen siendo unos grandes desconocidos para el gran público. Por que efectivamente a la leche sin lactosa no se le quita la lactosa.