14.2 C
Buenos Aires
lunes 21 de septiembre de 2020
Periodismo . com

A raíz del caso Maldonado, se profundizan las internas en el área de Seguridad

El caso Maldonado cristalizó, y profundizó, un secreto a voces dentro del gobierno nacional: las diferencias internas en el gabinete y también entre la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el viceministro, Eugenio Burzaco, sobre el manejo de la Gendarmería y las fuerzas federales.

A la defensa cerrada que venía sosteniendo Bullrich de los gendarmes en el caso de la desaparición del joven artesano, sumado al silencio de Burzaco, ex jefe de la Metropolitana e histórico asesor en seguridad del macrismo, se agregó además la intervención del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Justicia, Germán Garavano, para dejar abiertas todas las hipótesis.

A tal punto que la orden que emitió la Casa Rosada fue que la ministra de Seguridad baje su perfil, y que Garavano y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj –hombre de Peña–, sean los nuevos voceros. De hecho, esta semana Avruj viajó con el viceministro de Justicia, Santiago Otamendi, a visitar al juez de Esquel, Guido Otranto, mientras que Garavano ofreció pagar con fondos de su ministerio a dos expertos en búsqueda de personas a pedido de la familia Maldonado. Mañana Peña y Garavano recibirán a Amerigo Incalcaterra, el representante de Naciones Unidas en materia de Derechos Humanos.

perfil.com  (www.perfil.com)