lunes 10 de diciembre

Abrieron las cajas de la biblioteca de Bioy, Borges y Silvina: salieron tesoros

Una postal de Bioy a su madre, Marta; un dibujo de Silvina Ocampo cuando era una nena; una carta de Silvina a Alejandra Pizarnik comentando con mucho humor que el libro de Georges Bataille que ella tradujo es horrible; y libros, libros, libros, anotados por ellos mismos y que leyeron Jorge Luis Borges, Adolfo Bioy Casares y Silvina Ocampo. Esto es parte del contenido de las Cajas 26, el corazón de una donación que recibió el año pasado la Biblioteca Nacional y que hoy forma parte de la sala del Tesoro Nacional.

La donación fue posible porque un grupo de personas y fundaciones se reunió y pagó los 400 mil dólares en que se cotizó la biblioteca que, tras la muerte de Bioy, estuvo 15 años guardada en 330 cajas. El librero Alberto Casares seleccionó estas cajas, que él juzgó que contenía los materiales más interesantes, a partir de los 17 mil ejemplares que pertenecieron a Bioy Casares y Ocampo, además de los libros que Borges -gran amigo de la pareja- dejó en esa casa.


Dejar un comentario