jueves 13 de diciembre

Acero, carne y limones: qué negocios puede perder y ganar el Gobierno en su pulseada con un Trump “anti importaciones”

La lógica del lema “America First” finalmente se está imponiendo en toda su magnitud y la Argentina, sin ser el objetivo principal de esta cruzada lanzada por la administración de Donald Trump, igualmente es uno de los tantos países que más lo está sintiendo en uno de los frentes donde más le duele: las exportaciones.

Ya caído el mercado estadounidense para el biodiésel nacional por la imposición de aranceles –en 2016 se habían exportado u$s1.138 millones; en 2017, u$s400 millones menos y para este año se espera un nivel cercano a cero-, ahora la cruzada del macrismo es por salvar el segundo gran negocio: el de los metales.


Con la finalidad de frenar el ingreso de aluminio y de acero del exterior –especialmente el que proviene de China-, la Casa Blanca comenzará a aplicar -a partir de este 23 de marzo-, aranceles del 10% y del 25%, respectivamente.

Fuentes que conocen de cerca la operatoria de Techint, el principal exportador siderúrgico del país, indicaron a iProfesional que esta medida, de implementarse, “le quitará toda competitividad al producto nacional”.

Dejar un comentario