17.5 C
Buenos Aires
viernes 30 de octubre de 2020
Periodismo . com

Al sobreestimar el crecimiento se pagó 25% de más por los cupones PBI

El Tesoro argentino debió pagar entre u$s 2.000 millones y u$s 2300 millones de más como resultado de la sobreestimación del producto por parte del Indec entre 2007 y 2015. Tres estimaciones diferentes ubican en ese rango el sobrecosto de los pagos de cupones atados al PBI.

El Ministerio de Hacienda y Finanzas ya emitió deuda para llevar adelante una operación de recompra que se concretará en diciembre y que busca mejorar el perfil de vencimientos para los próximos años.

Los cupones atados al PBI fueron creados en el canje 2005 por el entonces ministro de Economía, Roberto Lavagna, y su secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, como un extra que sería entregado a los que aceptaran la oferta. El concepto era el de crear un «dulce» que permitiera seducir a tendedores de deuda defaulteada en 2001 sin reducir la quita que exigía el entonces presidente Néstor Kirchner.

Inicialmente, los warrants tuvieron dificultades para encontrar un precio y muchos de sus tenedores originales se deshicieron de ellos sin saber que terminarían siendo el activo más interesante de la operación. Se venían años de crecimiento a «tasas chinas» que fueron sobre estimadas, además, debido a la subestimación de los datos de inflación.

Entre 2006 y 2012 los cupones pagaron renta por unos u$s 10.000 millones –se pagan a fines del año siguiente en el que el país crece por encima del nivel previsto en la emisión original– de la mano de tasas de crecimiento estiradas gracias a la intervención del Indec.

cronista.com  (www.cronista.com)