miércoles 20 de junio

Alarma en Cambiemos: el descontento también le pega a María Eugenia Vidal, su principal carta electoral

Mariló es un barrio de San Miguel, en el oeste del Conurbano. Hasta allí fueron este martes Mauricio Macri y María Eugenia Vidal para hacer un anuncio educativo. La gobernadora, de trato más cálido que el presidente, se quedó un rato extra en el acto. Cuando salía, a lo lejos, algunas docentes empezaron a increparla. “La putearon. Y esto antes no pasaba”, advirtió a Clarín un funcionario bonaerense. Otros intentaron minimizar el incidente. Más homogénea es la mirada sobre un fenómeno que empieza a preocupar en Provincia, pero también en Nación: el descontento económico, que viene empujando la imagen de Macri hacia abajo desde diciembre, también está impactando en la ponderación Vidal, la principal carta electoral de Cambiemos.

“Hasta hace muy poco, no impactaban negativamente sobre María Eugenia las medidas del Gobierno nacional. Salía indemne. Ahora eso está cambiando. Esto sumado a los quilombos propios de la Provincia, como docentes e inseguridad. Obviamente se intenta minimizar, pero se ve en sus recorridas en el Conurbano”, agregó una fuente provincial y refirió al episodio en Mariló.


Algo (o bastante) de esto se notó en el último timbreo de Cambiemos, según reconocieron dirigentes de la propia fuerza. “Estuvo heavy”, resumió una fuente de ese espacio.

Dejar un comentario