Alberto advirtió al FMI que buscará un préstamo con China si no aflojan el ajuste

Por más que Alberto Fernández repita que sólo podrá empezar a negociar con el FMI cuando sea electo presidente, en los hechos ya está jugando sus principales cartas. Fortalecido por el resultado electoral, el candidato peronista decidió apostar a una agresiva estrategia para marcarles la cancha a las autoridades del organismo.

Además del durísimo comunicado en el que los responsabilizan por el fracaso económico y la fuga de capitales, en el peronismo les blanquearon que cuentan con una «generosa» oferta de China para acceder a un nuevo paquete de financiamiento.