17.1 C
Buenos Aires
miércoles 20 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

Alberto y la duda eterna: cuándo cambiar y hacia dónde

Ya es una marca de su gobierno. El Presidente no niega que tiene que cambiar. Pero dilata las decisiones tanto que el impacto de la crisis se magnifica y se vuelve en contra de su propios intereses. Le pasó ante la renuncia de cada uno de los ministros que tuvo que reemplazar y en más de una oportunidad desde que asumió la brasa caliente del Poder Ejecutivo en un contexto de restricciones múltiples en lo económico y lo político. Acostumbrado a minimizar los impactos de los hechos que lastiman a su gobierno, Alberto Fernández buscó desde el primer momento diluir el mazazo de una catástrofe electoral que no preveía. Decidió salir con medidas económicas para paliar la situación económica que es crítica pero no contempló la posibilidad de hacer cambios en su gabinete, la demanda que Cristina Fernández de Kirchner le viene haciendo de todos los modos posibles y desde hace más de un año.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)