lunes 10 de diciembre

Algunos hombres malos han caído; ahora acabemos con las malas películas

Ya se entregaron los Premios Oscar. Fue la primera ceremonia desde que los hombres poderosos empezaron a caer gracias al movimiento #YoTambién y bajo la sombra de Pantera Negra. Algunas personalidades que antes gozaban de gran importancia, ahora estuvieron ausentes.

En un país como Estados Unidos donde el partido gobernante parece estar dispuesto a sacrificar muchas cosas —entre ellas la decencia y la justicia— para restablecer la masculinidad blanca cristiana como el centro del universo, la categoría de mejor película ofreció una visión contrastante: una denuncia libre de defectos de esa misma patología colonial (¡Huye!), una afirmación incandescente de la feminidad joven (Lady Bird) y un afligido romance homosexual (Llámame por tu nombre), entre otros.


Dejar un comentario