Alibaba quiere conquistar el mundo de los deportes. Y da un poco de miedo

El gigante del comercio electrónico cuya importancia muchas veces infraestimamos acaba de dar un paso hacia adelante en su dominio corporativo. La rama deportiva de Alibaba, Alisports, va a testar la que podría ser la próxima revolución logística del sector: usar los datos de sus usuarios para cambiar su relación con los deportistas y de paso crear una estrategia publicitaria mucho más detallista y personalizada con el consumidor final.

Cómo planean usar el data: van a comenzar con los maratones como deporte de ensayo. Durante las retransmisiones, cuyos derechos muchas veces también poseen en exclusiva (entre otros canales Alibaba posee Youku, el equivalente a Youtube-Twitch-Netflix chino), Alisports permitirá a los espectadores a usar Alipay para enviar regalos y ánimos a los participantes. La información recopilada les servirá para venderles desde zapatillas hasta seguros médicos pasando por todo lo que se les ocurra.