Ambos padres son estadounidenses; Estados Unidos dice que su bebé no lo es

James Derek Mize es un ciudadano estadounidense, nació y creció en Estados Unidos. Su esposo, que nació en el Reino Unido pero cuya madre es estadounidense, también es un ciudadano de Estados Unidos.

Sin embargo, la hija de la pareja no lo es, de acuerdo con el Departamento de Estado estadounidense.


Ella nació en el extranjero mediante un vientre subrogado, para lo cual se usó el óvulo de una donante y esperma de su padre nacido en el Reino Unido. Esas circunstancias particulares significan que, debido a una política de décadas de antigüedad, ella no califica para la ciudadanía por nacimiento, aunque ambos padres son estadounidenses.