jueves 6 de octubre de 2022
Cursos de periodismo

América Latina está dejando la órbita de Estados Unidos

Para recuperar América Latina, el Gobierno de Biden tiene que ofrecer a la región un acuerdo mejor que China.

A mediados de octubre del año pasado, el Gobierno chileno adjudicó un contrato de US$205 millones a un consorcio chino-alemán para fabricar los documentos de identidad y pasaportes del país durante la próxima década. Pocos días después apareció el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos. A mediados de noviembre se anuló el contrato.

Este hecho no está ni cerca de alcanzar los niveles de interferencia estadounidense durante la Guerra Fría. Han pasado 20 años desde la última vez que EE.UU. apoyó un golpe de Estado en América Latina. Sin embargo, la cancelación del contrato de los pasaportes es una muestra de lo incómodo que EE.UU. ha pasado a estar ante la creciente participación de China en lo que durante mucho tiempo consideró su patio trasero.

bloomberglinea.com  (www.bloomberglinea.com)