18.5 C
Buenos Aires
sábado 12 de junio de 2021
Cursos de periodismo

Ámsterdam ha encontrado una solución para su problema con los coches. Meterlos bajo el agua

Dos externalidades negativas han obligado a todas las grandes ciudades de Europa a revisar su relación con el vehículo privado, tan idílica hasta hace unos pocos años. Por un lado, la contaminación. Y por otro, el espacio urbano. Este último aspecto suele sintetizarse en peatonalizaciones o construcción de carriles ciclistas. Pero también en la reducción del número de aparcamientos disponibles.

Sucede que los residentes del centro de las ciudades tienen coche. Y no siempre garaje, dado que escasean. ¿Cómo acomodarles?

magnet.xataka.com  (magnet.xataka.com)