7.2 C
Buenos Aires
domingo 20 de junio de 2021
Cursos de periodismo

Anatomía del «influencer» virtual

Lil Miquela es una célebre influencer no humana que, en sus cuatro años de vida exclusivamente digital, ha acumulado tres millones de seguidores en Instagram. Forma parte del catálogo de la agencia estadounidense Virtual Humans, tal vez la representante de seres de ficción creados para redes sociales más importante del mundo, cuya competencia directa es la japonesa Aww Inc, que domina el mercado asiático. En plena pandemia ha nacido, generada por una inteligencia artificial, Mar.ia, la primera humana virtual mexicana. La tendencia es cada vez más global. Y más desafiante.

No cesa de aumentar el número de estudios de diseño que recurren a tecnologías de generación informática de imágenes, 3-D, realidad virtual y aprendizaje automático para alumbrar influencers no humanos. Es uno de los fenómenos que va a marcar la cultura, la mercadotecnia y quién sabe si también la política de esta tercera década del siglo. Nos obliga a considerar los derechos y las obligaciones de los avatares —de las criaturas virtuales— y de sus creadores o propietarios. Su alteración del mercado laboral, de las industrias creativas y de la propia ontología del creador de contenidos digitales.

nytimes.com  (www.nytimes.com)