martes 24 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Angelici, el socio del silencio en la AFI amarilla

Antes de ofrecerle el puesto a Gustavo Arribas, Mauricio Macri había pensado en otra persona. En otro de sus amigos de mayor confianza. Pero Daniel “El Tano” Angelici rechazó la propuesta del presidente electo. El binguero radical dejó pasar la oportunidad de conducir la Agencia Federal de Inteligencia y optó por quedarse al frente de Boca. A fines de 2015, Angelici renunció al cargo pero no a los honores de influir sobre la justicia federal y el submundo de la ex SIDE.

Uno de los tantos embajadores que el Tano designó en la AFI, en coordinación con Arribas, fue Juan Sebastián De Stéfano. Angelici sugirió el nombre de “El Enano” para la dirección de Asuntos Jurídicos de la Agencia. De Stéfano venía de ser el delegado de Angelici en el Consejo de la Magistratura porteño. A partir de 2016, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani encararon una purga en la ex Secretaría de Inteligencia. El dúo sumó casi 600 espías nuevos. Entre las altas apareció el viejo compañero de ruta de El Tano.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)