Ante la crisis, se impone la economía social

    La crisis económica de los primeros meses del gobierno de Cambiemos, con una inflación del 27 % en lo que va de 2016 y un aumento de precios interanual de más del 45 %, sumado a la caída del poder de compra por el estancamiento de los salarios, está dando lugar a la masificación de otras formas de consumos populares ligadas al cooperativismo y a la economía social.

    Las múltiples ofertas y alternativas solidarias de compra se consolidan -tras varios años de existencia- o surgen al calor de la necesidad de las familias de volcarse hacia posibilidades de consumo más económicas.