Ante la inminente muerte de la neutralidad de la red hay gente planteándose una solución: el socialismo

Como hemos visto estas semanas, el ecosistema digital tal y como lo conocemos está muy amenazado. Los republicanos de la Comisión Federal de Comunicaciones pasaron su nueva “restauración de la libertad en la red” para, como toda propuesta de nombre orwelliano que se precie, hacer justo lo contrario: facilitar que las grandes operadoras decidan crear un Internet de dos velocidades y potenciar, entre otras cosas, que los proveedores puedan bloquear o censurar contenidos a voluntad.