martes 16 de octubre

Antes de cerrar el programa, Macri ajustó un 55% el reparto de netbooks

Mauricio Macri, tanto en rol de candidato como de Presidente, repitió que profundizaría el plan Conectar Igualdad, que desde 2011 entregaba una computadora portátil a cada alumno del secundario de escuelas públicas. Sin embargo, dicho compromiso fue sólo verbal. En los hechos, realizó recortes draconianos al programa hasta que su cierre fue un mero anuncio en el boletín oficial, el miércoles pasado.

En 2015, último año de Cristina Fernández de Kirchner en la Casa Rosada, fueron entregadas 611.397 netbooks o notebooks. Al año siguiente, primer año de Macri, la cifra se redujo a poco más de la mitad, 313.691 unidades, de acuerdo a la información suministrada por el Ministerio de Educación.


No bien asumió Cambiemos, voces alertaron que Conectar Igualdad estaba siendo desbaratado, con despidos en su unidad ejecutora y cese de entrega de computadoras. Ante una comisión de Diputados, en octubre de 2016, el entonces ministro de Educación, Esteban Bullrich, adujo que la disminución de la entrega obedecía a la búsqueda de mejores precios, pero vaticinó que al año siguiente, se recuperaría el ritmo anterior, con 500.000 unidades y un aumento del presupuesto de 330 por ciento. De esta manera, también procuró desarticular la sospecha de que el Gobierno estaba transfiriendo la responsabilidad del plan a las provincias.

Dejar un comentario