lunes 10 de diciembre

Argentina puede ganar con el G20

El encuentro del G20, que se realizará en Buenos Aires entre el 30 de noviembre y el 1 de diciembre, será el acontecimiento más importante de la historia diplomática argentina. Para un país de desarrollo medio cuya capital se sitúa a trece horas de vuelo de las principales ciudades del planeta, la importancia del evento resulta difícil de exagerar.

La reunión puede ser también una oportunidad para que el gobierno de Mauricio Macri comience a mostrar una política exterior más inteligente y sutil, consistente con el mundo tal cual es y no como le gustaría que fuera.


Urgido por el tic tac electoral que se acelera, el gobierno trabaja para convertir a la reunión en un triunfo político. La necesidad lo apremia. En un marco de inflación desquiciada, deterioro de los indicadores sociales —la pobreza subió del 25,7 al 27,3 por ciento y el desempleo del 8,7 al 9,6 por ciento— y una recesión que según los especialistas se extenderá hasta bien entrado el año que viene, el desfile de líderes mundiales puede ser la única buena noticia que ofrecerá a la sociedad desde la corrida cambiaria de mayo, que desató una devaluación feroz.

Dejar un comentario