lunes 23 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Argentinos 2020: El consumo post inflación

Racionales, infieles, informados, osados, ahorristas y hedonistas. Así se volvieron los consumidores argentinos tras casi una década en la que la palabra ‘inflación’ colonizó las decisiones de compra. «La plata quema» fue el single publicitario de un modelo que privilegió el consumo sobre el ahorro y la inversión. Y aunque 2016 marcará un récord de suba de precios en el «cambio de ciclo», tanto economistas como empresarios sostienen que la inflación hacia 2020 caerá a niveles ‘normales’, algo que impactará en los argumentos de los consumidores. ¿Cómo será este consumo post inflación? ¿Cómo responderán las marcas a las nuevas tendencias y hábitos emergentes? En diálogo con Retail, media docena de expertos se animan a proyectar la nueva mentalidad.

En principio, hay una coincidencia entre todos: el smart shopper llegó para quedarse: la búsqueda de información, el relevamiento de ofertas y el análisis racional de costos y beneficios serán las características predominantes en el consumidor argentino durante los próximos años, asegura Patricia Sosa, directora Comercial de Cuore de CCR. En la visión de la consultora, el aprendizaje en épocas de crisis «es como una marca a fuego difícil de olvidar», y por eso el shopper local «es selectivo, compara, critica y está siempre abierto» a encontrar mejores alternativas. «Son auténticos cazadores de oportunidades», resume Emiliano Schwartz, gerente de Negocios de Cuore de la misma consultora.

Por su parte, Gustavo Mames, director de la agencia de Marketing Interactivity, coincide a medias con la impronta de la mencionada racionalidad perpetua: «El peso de las marcas sigue y seguirá siendo relevante, en especial en ciertos mercados y targets, porque al usar un producto le estamos diciendo al mundo quiénes somos. Así, la racionalidad pasa un poco a un segundo plano cuando las crisis se sobrepasan». En cambio, Pani Maggiani, cofundadora de Clastia, una firma abocada al desarrollo de sitios de comercio electrónico, ve una racionalidad más inteligente y tecnológica: «En 2020 nos encontraremos con un consumidor hiperconectado e hiperinformado», para el que el «precio será una variable importante» pero no la única; «también buscará calidad y experiencias».

cronista.com  (www.cronista.com)