Arribas fue al Congreso pero no mostró documentos y modificó su explicación

Compleja, armónica y poco satisfactoria. Según los opositores que participaron, así fue la reunión que mantuvieron ayer el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, y los diputados y senadores que integran la comisión bicameral que audita al organismo. El funcionario, citado a dar explicaciones por las transferencias de dinero que recibió de un operador brasileño de la empresa Odebretch, ratificó en parte la justificación que dio públicamente sobre el hecho aunque modificó su versión y no aportó documentación para respaldar sus dichos.

Arribas llegó al edificio anexo del Senado, adonde la comisión sesionó a puertas cerradas y de forma reservada, acompañado de un asesor y de su segunda en la AFI, la ex diputada Silvia Majdalani. Por la oposición, llevó la voz cantante la diputada del PJ-Frente para la Victoria (PJ-FpV) Teresa García, secretaria parlamentaria del bloque y ex titular de la bicameral.