Así es el primer útero artificial que desarrollaron en Holanda y permitirá «renacer» a los bebés

El nacimiento de un bebé prematuro es tan arriesgado que, de los 15 millones que nacen cada año en el mundo, cerca de un millón muere poco después.

De hecho, el parto prematuro -el que ocurre antes de las 37 semanas de gestación- es la mayor causa de muerte entre recién nacidos. Y en el caso de los extremadamente prematuros, de menos de 28 semanas, el riesgo es aún mayor.


Un equipo de científicos y médicos en Países Bajos está creando una tecnología para salvar las vidas de estos bebés.