miércoles 21 de noviembre

Así fue la “mejor operación encubierta de la historia”: cómo Rusia ganó a EE.UU. en las redes

A mediados de junio de 2016, el Partido Demócrata de EE UU confirmó que había sido hackeado por piratas rusos. Los dirigentes demócratas dieron la exclusiva al Washington Post. En la competencia, el New York Times, el periodista David Sanger se apresuró a contarlo. Pero tenía un problema: a sus jefes no les interesaba mucho el hackeo. “Fue difícil lograr interés por parte de unos editores que dirigían la cobertura de la campaña presidencial más extraña de los tiempos modernos”, cuenta Sanger en su libro El arma perfecta. “Entonces, unos cuantos rusos trasteando en el Partido Demócrata no parecía la repetición del Watergate. La historia quedó sepultada en las páginas interiores”, añade.

Los editores de Sanger tenían algo de razón. Los países hackean información de partidos. ¿Por qué ahora iba a ser distinto? Antes de los editores del New York Times, los empleados del Partido Demócrata e incluso el FBI habían dado poco peso a las sospechas de pirateo.


Ese, de hecho, es el mérito de una operación encubierta: pasar desapercibida. Dos años después, el mismo New York Times llama a esa operación “un referente que será examinado durante las próximas décadas”. Según el ex director de la CIA Michael Hayden, incluso se quedan cortos: “Fue la operación encubierta más exitosa de la historia”.

Dejar un comentario