miércoles 12 de diciembre

Así funciona la monumental máquina de vigilancia social de Facebook

“Decir que hubo una filtración de datos es completamente falso”, sostuvo Paul Grewal, vicepresidente de Facebook, cuando se conoció que, por medio de una app dentro de la red, la consultora electoral Cambridge Analítica había utilizado los datos de 50 millones de estadounidenses para la propaganda de la campaña del presidente Donald Trump.

“Grewal tiene razón: esto no fue una filtración de datos en el sentido técnico”, escribió Zeynep Tufekci, experta en sociología de la tecnología, en una columna para The New York Times. “Es algo mucho más perturbador”.


Se trata de una consecuencia natural del modelo de negocios de Facebook, definió, “por el cual la gente va a su sitio por la interacción social, y resulta sometida a un enorme nivel de vigilancia”.

Alexander Nix (der.), ex CEO de Cambridge Analytica, la consultora electoral que malversó datos de 50 millones de usuarios de Facebook a los fines de la campaña presidencial estadounidense de 2016.
Alexander Nix (der.), ex CEO de Cambridge Analytica, la consultora electoral que malversó datos de 50 millones de usuarios de Facebook a los fines de la campaña presidencial estadounidense de 2016.
El objetivo de tal vigilancia, detalló la profesora de Ciencias de la Información de la Universidad de Carolina del Norte (UNC), es “alimentar un sistema sofisticado y opaco para dirigir publicidad y otras mercancías, de manera orientada, a los usuarios de Facebook”.

En resumen: la compañía de Mark Zuckerberg gana dinero al crear perfiles de la gente y luego vender su atención a los anunciantes, los políticos y otros actores públicos. “Ellos son los verdaderos clientes de Facebook”, agregó, “a quienes trata de complacer con gran esfuerzo”.

Dejar un comentario