miércoles 17 de agosto de 2022
Cursos de periodismo

Así me desconecto del mundo y el conflicto

Al igual que tú, podría ver lo que quisiera en la televisión en este instante. Entre el cable, los servicios de streaming y YouTube, podría experimentar cualquier aventura, involucrarme en cualquier romance o habitar cualquier mundo que desee y en cualquier momento.

Sin embargo, no tengo idea de para qué pago todas estas maravillosas opciones de escapismo cuando en realidad solo recurro a dos o tres programas de televisión por las noches. Veo una y otra vez esos programas. Hace mucho tiempo memoricé todos los diálogos y cada giro en la historia que toman estos shows y episodios.

Eso es porque solo veo los que denomino “shows reconfortantes”. Por la noche, mientras me siento en el sofá buscando algo para ver, ya sé dónde terminaré: en “Bob’s Burgers” o en Miami con las chicas de “Los años dorados”. O en D. C. con el elenco de “227”. O quizás decidiré visitar Canadá a través de “Kim’s Convenience”.

washingtonpost.com  (www.washingtonpost.com)