domingo 3 de julio de 2022
Cursos de periodismo

Así se ven los animales a sí mismos

Todo un espectáculo fluye por mis ojos cuando veo un documental sobre la vida silvestre. Olas de depredadores oceánicos recogen gradualmente un remolino de pececitos. Unas serpientes persiguen a iguanas marinas. Unas jirafas se enfrentan al caer la tarde.

Los programas sobre la naturaleza que veía en mi niñez eran más bien lecciones didácticas; en cambio, las versiones modernas —al parecer, todas tienen la palabra “planeta” en el título— tienen la grandilocuencia de los éxitos de taquilla del verano. En parte, se debe a los avances tecnológicos. Es difícil filmar a las criaturas salvajes y, cuando las grabaciones que se tienen en archivo son breves y escasas, la narración debe inyectar la intriga y gracia que le falta al elemento visual. Pero las nuevas generaciones de cámaras sofisticadas pueden seguir a los guepardos al nivel del suelo mientras corren, hacer acercamientos para observar a los osos retozar en laderas inaccesibles y capturar imágenes íntimas en primer plano de todo tipo de animales, desde avispas hasta ballenas. Ahora las tomas pueden detenerse. Los documentales sobre la naturaleza pueden ser cinematográficos.

nytimes.com  (www.nytimes.com)