Así viví mi interrogatorio de 10 horas en Corea del Norte

El periodista de la BBC Rupert Wingfield-Hayes fue expulsado de Corea del Norte la semana pasada y obligado a disculparse por su cobertura. Durante 10 horas lo mantuvieron incomunicado y bajo interrogatorio. Este es su testimonio.

Después de haber pasado una semana en Corea del Norte, estaba más que listo para volver a casa.


Había ido a cubrir la visita a Pyongyang de una delegación de 3 laureados de los premios Nobel, una tarea realmente extenuante y estresante.

No podía ir a ningún lugar sin los 5 guardaespaldas que constantemente vigilaban cada uno de mis movimientos. Por la noche, el equipo de la BBC fue confinado en una villa extremadamente calurosa dentro de un complejo vigilado.