martes 17 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Ataque a central nuclear de Ucrania demuestra que cuanto más grande, más segura

Unos 36 años después del desastre de Chernobyl, nadie quiere escuchar informes sobre problemas de seguridad en torno a una planta de energía nuclear en Ucrania.

Así que llamó la atención cuando el presidente Volodymyr Zelenskiy dijo el viernes temprano que los bombardeos rusos en la estación de Zaporiyia podrían ser el » fin de Europa » si llegaran a provocar una explosión. (Las fuerzas rusas ocuparon más tarde las instalaciones). Pero ese no es un escenario probable. Al igual que con casi todas las plantas nucleares construidas desde Chernobyl, los reactores de Zaporiyia están alojados dentro de edificios de contención que los protegerán de accidentes aéreos, tornados, ataques con bombas y explosiones causadas por el escape de subproductos de fisión inflamables. Los reguladores ucranianos dijeron que un incendio en el sitio no había afectado el equipo esencial, según la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Décadas de mejoras en los diseños de los reactores han dado como resultado plantas de energía donde los riesgos son mucho menores que en el caso de los accidentes en Chernobyl, Fukushima en 2011 o Three Mile Island en 1979, sin mencionar el reactor rudimentario que provocó el incendio Windscale de 1957 en el Reino Unido

bloomberglinea.com  (www.bloomberglinea.com)