jueves 9 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

ATC sigue funcionando con un único (y desarraigado) empleado

Cuando los militares fundaron la primera televisora color argentina en ocasión del Mundial de Fútbol de 1978, nunca se imaginaron que su obra perduraría por décadas, incluso hasta gobiernos que exhiben un signo político diametralmente opuesto. Porque pese a que la TV Pública reemplazó a la vieja ATC, sus fantasmas siguen recorriendo los pasillos del canal y a veces aparecen por la tesorería a reclamar su parte del Presupuesto.

Sucede que, aunque resulte difícil de creer, Argentina Televisora Color SA continúa existiendo. La empresa de televisión estatal, antecesora de la actual TV Pública (Canal 7), se encuentra en liquidación desde fines de enero del 2001, es decir, hace 14 años, y sigue generando costos al Estado. En la actualidad cuenta con un único empleado que es, casualmente, su liquidador. El solitario trabajador costó, sólo en el año pasado, el equivalente a unos 100.000 dólares del presupuesto nacional.

Durante el año 2014, el ministerio de Economía, mediante la resolución 1029/2014, le giró a esa empresa en liquidación un total de $829.210, de los cuales el 65 por ciento -$536.411- fueron para el sueldo bruto del liquidador, que cobró un promedio mensual de casi 45 mil pesos. El resto, el 35 por ciento del dinero girado por el ministro Axel Kicillof, fue para el pago del rubro «bienes y servicios» por un monto de $292.799.

eliminandovariables.com  (www.eliminandovariables.com)