lunes 23 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Aún falta conocer la opinión de Cristina

El ministro Guzmán hizo un pantallazo razonable sobre el acuerdo con el Fondo Monetario. No parece haber escondido lo central y dio algunas precisiones: el sendero de reducción de déficit, que implicará un esfuerzo extra de ajuste en las cuentas fiscales, casi un punto más de lo previsto para este año. También habló de una reducción gradual de los niveles de emisión, con 0 asistencia del Central al Tesoro en 2024, en el contexto de una iniciativa más difusa de baja de la inflación que contempla tasas de interés positivas y el ancla de expectativas en cuanto a precios y salarios.

Guzmán aludió además a un período de gracia de cuatro años para devolver los desembolsos que irá haciendo el Fondo para amortizar los pagos del stand by que tomó Mauricio Macri. Y dijo que habrá auditorías trimestrales, como en todo acuerdo con el FMI. Un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional tiene costos, por suavizados que hayan sido. Néstor Kirchner buscó desembarazarse de esos costos cuando saldó la deuda en 2005. Antes quiso siempre tener lejos al organismo: alguna vez le dijo al entonces director Horst Köhler: «Espero verlo poco. Cuando un deudor ve poco a su acreedor quiere decir que las cosas marchan bien».

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)